martes, 7 de septiembre de 2010

DUMBO: Una película nazi

En inglés, Dumb significa “mudo”, o también “tonto”, siendo “Retrasao, el efante que podía volar” la traducción más adecuada para el filme que hoy tratamos.

En efecto, Dumbo era un mutante, un paria entre los suyos. Todos se burlaban de él y de sus grotescas orejas gigantes, y su madre había sido una loca peligrosa a la que habían tenido que ejecutar, y todo era una mierda para él hasta que conoció a un ratón que le hizo creer en sí mismo y le enseñó que en virtud de esas orejas inmensas (y, suponemos, el uso de sus múltiples poderes mentales de mutante, cosa que aunque no se explicita en la película se deja a entender en incontables ocasiones, ya que un elefante pesa demasiado y su cuerpo no es aerodinámico, cosa que a todas luces le imposibilita para volar sin ayuda de explosivos o de un chorro de fuego que le sea capaz de emitir a través de la trompa) podía desplazarse por el aire.
Casi podría decirse que la película Precious está inspirada en Dumbo, pero no porque sus protagonistas compartan una abominable obesidad e ingente tonelaje (que también), sino porque ambas películas tienen el mismo mensaje: que todos los minusválidos, seres particularmente diferentes físicamente o personas que no encajan con nuestra definición de normal han de ser víctimas del ostracismo y la marginación, que no solo podemos sino que debemos burlarnos de ellos y maltratarles, EXCEPTO si su amorfidad les proporciona una habilidad especial que puede ser utilizada para el beneficio de la masa de los normales, o como a los cineastas nos gusta decir, seres humanos no imperfectos.

Por eso, Dumbo es al final aceptado entre los suyos: porque poder volar permite entretener a la gente que visita el circo (casi todos ellos, sin duda personajes adinerados de la sociedad alemana), que observando la peculiar escena pueden relajarse de sus elevadísimas tareas profesionales (inventar la bomba atómica, por ejemplo).
Otra película en esta línea es Forrest Gump, que era tonto pero sabía correr y jugar de puta madre al ping pong. En definitiva, que los tontos y deformes del cine siempre deben tener una característica redentora en la que sean muy buenos para que nos caigan bien.

La gorda de Precious, en cambio, al no disponer de ninguna habilidad especial (no pinta, no baila, no es ni siquiera capaz de cantar correctamente) no tiene ninguna habilidad redentora, y por eso debe morir, lo cual es el mensaje final de dicha película, creo que estaremos todos de acuerdo.

Porque, no sé si lo habéis pensado alguna vez, pero la peli de Dumbo tiene ya 70 putos años. De hecho, fue estrenada en plena guerra mundial. De hecho, Dumbo iba a ocupar la portada del número de diciembre del Time, pero fue desechado debido al ataque de Pearl Harbor. En lugar de un elefante con orejas que le permitían volar pusieron las fotos de un piloto japonés sin piernas que le permitían poner más explosivos en el avión para lanzarse en plan kamikaze.
¿Casualidad? Yo no lo creo.
Yo creo que la película fue deliberadamente saboteada por parte de fuerzas aliadas. Es más, me atrevo a afirmar que el verdadero motivo de que los americanos obviaran las alertas sobre los movimientos de tropas del ejército japonés era fastidiar la promoción de la película. Y os puedo explicar por qué: Los americanos temían a Disney.

Digamos la verdad: Disney eran unos colaboracionistas y Hitler era reconocido seguidor de sus películas. De hecho era normal emitir películas de Disney en las reuniones propagandísticas nazis (para atraer a los niños), por eso hay una película donde el Pato Donald se hace miembro de las SS.
Indispensables fotografías de archivo.

La conversación del Estado Mayor de los Aliados debió ser algo así: “Es una película de dibujos que sólo ven niños… ahora. Pero algún día esos niños se harán mayores y podrán cargar con un rifle. Serán soldados. ¿Y a quién le serán fieles? Al tío Sam, ¿¡o a un simpático pato que lleva tatuada la esvástica en el culo!? Créanme, podemos permitirnos perder Gran Bretaña (“¿Qué dices, cabrón?”, interrumpió Churchill en aquél momento. Nadie le hizo caso). ¡Pero no podemos permitirnos que una película sobre un elefante que puede volar vea la luz!”.

¿Triunfaron? La reedición en 1997 de la película opina que NO.

7 comentarios:

  1. // Siguenos en: http://www.facebook.com/pages/Moderno-Total-2/146693579858
    y también: http://www.modernototal2.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. La película Dumbo siempre me dio miedo... putos elefantes rosas de mierda!

    ResponderEliminar
  3. hay que ser saco e`pelotas o no ?

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo los elefantes rosas, en verdad me daban miedo de niño.

    Y sobre Donald nazi, yo vi el cortometraje y realmente es una critica al sistema militarizado nazi en donde el pato nazi sufre porque no le permiten ni respirar y al final descubre que es un sueño y termina besando una figurilla de la estatua de la libertad.

    ResponderEliminar
  5. Aqui se puede ver el video "Der Fuehrers Face" (algo asi como "la cara del Füehrer"

    http://www.youtube.com/watch?v=iumEGAUceDg&feature=related

    ResponderEliminar
  6. MALDITOS ELEFANTES ROSAS

    ResponderEliminar
  7. Admitamoslo, todos les tuvimos miedo a esas malditas alucinaciones del dumbo producto de su borrachera

    ResponderEliminar