martes, 22 de junio de 2010

El debate de las energías: La opinión del Señor Malentendidos

Me gusta la energía nuclear. La energía nuclear nos ha dado multitud de superhéroes, aventuras, y es el arma definitiva contra las invasiones extraterrestres y los desastres naturales (Stargate, Independence Day, El Núcleo, Armageddon: al final la bomba nuclear lo soluciona todo).

¿Energía nuclear... o energía "nucelar"?

Además, la energía nuclear es una energía limpia. Vaya que si lo es. Si la dejas suelta, lo barre todo. Limpia hasta lo que está limpio, no deja nada. Sólo un fantasmal brillo fosforescente.
Y eso me recuerda que la energía nuclear nos ha dado también Fallout 3 y todos los demás ambientes post-apocalípticos, ya que lo más parecido a un mundo post-apocalíptico en el que se hubiesen usado bombas convencionales sería el Buscaminas: un sitio pelao todo gris de ceniza lleno de bombas sin detonar esperando que las pises.
¿Y los Simpson? Si no fuese por la central nuclear de Mr. Burns, Homer tendría un trabajo mucho más cutre (en la Bolera de Springfield, lo más probable), que le haría ir tan corto de pasta que seguramente no podría vivir sus alocadas desventuras. Y alguno de sus hijos habría sido dado en adopción o habría muerto de inanición.

Pero, a pesar de todo esto, la energía nuclear ha recibido muy mala prensa, promovida por esas auténticas basuras corporacionistas llamadas “energías renovables” que, para empezar, no lo son. La energía solar, que se supone que es la estrella de estas energías, no es renovable.
De aquí a 11.000 millones de años o así, cuando se apague el Sol, la energía solar SERÁ COMPLETAMENTE INUTIL.
Por tanto es absurdo gastar dinero y esfuerzos en investigar una energía como esa, que tiene los días contados.

¿Energía solar... o energía de un solar?

El petróleo, en cambio, al estar hecho de algas y otras formas de vida prehistóricas (¿Cómo? ¿Qué nuestros coches funcionan con cadáveres de dinosaurio? ¡Somos los putos amos! ¡Normal que no queramos los coches eléctricos!), sí que es una energía renovable, ya que siempre podemos esperar miles de años a que haya nuevos fósiles, hechos de las plantas y los seres humanos que viven hoy.
Usaríamos cadáveres humanos para hacerlo todo: combustible, plásticos, jabon… un poco casi como los nazis, ¿no?

Las otras dos estrellas de la energía renovable son la energía hidroeléctrica (que está muy bien de momento… pero ya veremos qué pasa cuando nos hayamos bebido toda el agua del planeta) y la eólica, que se capta con esos molinos gigantes que hay en sitios con mucho viento.
La energía eólica presenta muchísimos problemas, el primero de todos es que si los molinos esos gigantescos los hubiesen hecho de cartón o tela o cualquier mierda que no fuese metal, sería más fácil que los moviese el viento, no como ahora que no se mueven si no sopla un jodido tifón de esos que arrancan las casas de cuajo. Así están los putos molinos esos, que apenas se mueven y no producen ni para media partida al Zelda de la GameBoy, aunque sea con la vieja.
Está claro que los que pensaron en la energía eólica sobrevaloraron el poder del viento. Es como el Lobo de los 3 cerditos, ahí también está sobrevalorado el poder del viento. Porque una caja de paja, si está mal montada y pones mucho empeño, quizá si que más o menos la puedes desmontar, pero una casa de madera como la del segundo cerdito YA TE DIGO YO QUE NO LA MUEVES. Para destruir una casa de madera de un soplido hay que tener unos cojones increíbles, aparte de los pulmones de Conan.

¿Energía eólica o energía...? euh... bueno, da igual.

El resto de las energías renovables son realmente inútiles y no vale la pena pensar mucho en ellas. Una es la energía geotérmica, una mierda de ciencia ficción que se supone que utiliza el poder interno de la Tierra.
La otra es la energía mareomotriz, que captura la energía de las olas. Eso, además de poner en serio riesgo la noble práctica del Surf, la convierte en una energía muy, muy gay, casi tanto como una energía que utilizase “el poder del amor” para suministrar energía a las cosas.

¿Energía mareomotriz... o energía de un mareo motriz?

Como en tantas otras cosas, yo tengo mi propia solución: colocar generadores eléctricos en las máquinas de los gimnasios. Así los ecologistas, en lugar de plantar un árbol o reciclar su propia mierda para convertirla en un florero o algo así, se pasarían el día haciendo pesas, inflándose con toda clase de batidos de proteínas y drogas que les permitiesen ser más y más fuertes, para producir más energía y así estar salvando más medio ambiente.
Las protestas de Greenpeace cambiarían radicalmente con todos esos locos cachas llenos hasta el culo de esteroides y sudando testosterona en cantidad industrial... Vaya que si cambiarían...

Y probablemente serían así...

1 comentario:

  1. //// // // // Síguenos en: http://www.facebook.com/pages/Moderno-Total-2/146693579858

    ResponderEliminar